Niñas madres: embarazo y maternidad forzadas violan el derecho a la educación y demás derechos humanos

En la resolución “Aprender sin miedo”, adoptada el 2015 por la UNESCO, se reconoce que los embarazos precoces y no deseados pueden ser una de las graves consecuencias de la violencia de género en el entorno escolar, afectando severamente a los derechos humanos de las niñas y jóvenes, incluyendo el derecho a la educación.

CLADEM

Para dar más visibilidad a esa problemática, el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM) presentó recientemente los resultados del estudio “Niñas madres. Balance Regional embarazo y maternidad infantil forzados en América Latina y el Caribe”, que parte de la preocupación por la invisibilidad de los embarazos y la maternidad infantil forzados en la región. La investigación, que aborda la situación en 14 países, se aborda cómo el embarazo y maternidad infantil forzados son una forma de tortura y un obstáculo para lograr el cumplimiento de la Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030.

En lo que se refiere a la educación y el acceso a la escuela, el informe concluye lo siguiente:

Un alto porcentaje de niñas madres deja la escuela, ya sea por vergüenza, a causa del estigma que cae sobre ellas, sobre todo si fueron abusadas sexualmente, o porque son hostigadas o discriminadas. En otros casos, el abandono escolar se debe a las nuevas tareas que tienen que asumir para el cuidado o el sustento del bebé. Aquellas que retoman sus estudios, no siempre pueden volver al mismo curso o escuela. A veces son incorporadas a módulos domiciliarios o nocturnos, que tienen menor nivel de exigencias o de calidad; u optan por cursos de capacitación laboral que les permitan obtener ingresos económicos.

Esta disminución en el número de años de estudio o en su calidad repercutirá en sus oportunidades laborales. El acceso generalizado a la educación en toda la región, así como la restricción en el número de empleos hace que los requisitos para el acceso al empleo se eleven. En la actualidad, las personas con educación secundaria incompleta tienen muchas dificultades para encontrar trabajo. Estas circunstancias empujan a la niña madre a ocupaciones de bajos ingresos que la mantendrán en la pobreza.

El documento completo está disponible aquí.

Loading...